La SECTA Novus Ordo y Fátima. Separando los Hechos de la Ficción

La SECTA de Lucifer <<Novus Ordo>> y Fátima. Separando los Hechos de la Ficción.

Nstra-Senora-Fatima.jpg

El 13 de mayo de este año se conmemoraron los 100 años desde la primera aparición de Nuestra Señora de Fátima en 1917. La Santísima Virgen María optó por aparecer a tres pastores en un campo denominado Cova da Iria en Fátima, Portugal, en ese mismo día el futuro papa Pío XII, Eugenio Pacelli, fue consagrado obispo por el Papa Benedicto XV en la Capilla Sixtina de Roma. Fue Pío XII quien más tarde se convertiría en el “Papa de Fátima”, estableciendo la Fiesta del Inmaculado Corazón de María en 1944 (día de la fiesta: 22 de agosto), y consagrando “los pueblos de Rusia” al Corazón Inmaculado en su Carta apostólica Sacro Vergente Anno del 7 de julio de 1952. El obispo de Leiria, la diócesis en la que se encuentra Fátima, Mons. José Correia da Silva, había declarado las apariciones en Fátima como dignas de ser creídas en 1930 con la aprobación del Papa Pío XI.

El famoso “Tercer Secreto” de Fátima fue la tercera parte de una advertencia para el mundo dada por la Santísima Virgen a los niños a quienes había estado apareciendo, Jacinta y Francisco Marto y su prima Lucia dos Santos, el 13 de julio de 1917 Para destacar la importancia y urgencia del mensaje y la autenticidad de las apariciones, la Virgen obró el Milagro del Sol en presencia de 70.000 testigos, el 13 de octubre del mismo año. En 1950, el mismo Papa Pío XII tuvo el privilegio de presenciar el Milagro del Sol, repetido en Roma, según se informa, en cuatro ocasiones distintas (30 y 31 de octubre y 1 y 8 de noviembre ).

Las dos primeras partes del Secreto de Fátima consistieron en una visión del infierno “donde van los pobres pecadores” si no se arrepienten, así como en una profecía del estallido de la Segunda Guerra Mundial como un castigo por la negativa de las personas a hacer penitencia. A petición de la Virgen de Fátima, la tercera parte del mensaje celestial debía ser mantenida oculta del mundo hasta, a más tardar, 1960, porque para entonces, dijo, “se haría más claro”. En 1943, Bp. Da Silva ordenó a Sor Lucía poner por escrito el Tercer Secreto, pero se encontró incapaz de hacerlo hasta enero de 1944. El texto fue escrito en una sola hoja de papel, colocada en un sobre sellado, y entregada al obispo. En 1957, Mons. Da Silva trasladó el sobre al Vaticano por orden del cardenal Alfredo Ottaviani. No está completamente seguro si el Papa Pío XII alguna vez leyó el Tercer Secreto, pero es probable que no lo hiciera. Cuando el 1er anti-Papa Juan XXIII usurpó el trono papal, después de la muerte de Pío XII y fundó la Secta del Novus Ordo en 1960, se negó a revelar el Tercer Secreto, que el Vaticano ha mantenido bajo llave desde entonces.

newspaper_fatima (1)

Fotos de personas que presencian el milagro 
del sol en Fátima el 13 de octubre de 1917 
El 26 de junio de 2000, el Vaticano modernista pretendía revelar el Tercer Secreto de Fátima en su totalidad . Para hacer breve una historia muy larga, está ampliamente documentado y es moralmente cierto que el texto publicado por el Vaticano como el “Tercer Secreto” no es en realidad el Tercer Secreto de Fátima. Como una “interpretación” retorcida del texto, el Vaticano afirmó que la Virgen de Fátima estaba profetizando el asesinato del 4to anti-Papa Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981, en la Plaza de San Pedro, una trama que sólo fue frustrada, por lo que la secta Modernista afirma, fue la intervención especial de la Santísima Madre, en esa ocasión el antipapa polaco fue gravemente herido pero sobrevivió, siendo una (((coincidencia))).
Una vez que el “tercer secreto” fue publicado en el año 2000, se hizo evidente con mucha rápidez que había serios problemas con el texto. Aquellos que afirmaron que lo publicado por el Vaticano era un fraude y que el verdadero Tercer Secreto todavía no habría sedo revelado, eran llamados “Fatimistas”, y en su vanguardia estaban los Semi-Tradicionalistas del “Centro Fátima (SI, FATIMA.ORG ES WEB HEREJE)” del Padre Nicholas Gruner, con sede en Canadá. A pesar de que Novus Ordo Watch tiene serias diferencias teológicas con el “Centro Fátima” y sus principales personalidades – nombres como Kramer, Ferrara, Salza y Vennari vienen a la mente – el hecho es que, en general, su investigación sobre el Tercer Secreto y los intentos del anti-PAPADO en el Vaticano de suprimirlo ha sido excepcional.
Intrigado por la controversia, el periodista italiano Novus Ordo, Antonio Socci, intentó demostrar que los “fatimistas” estaban equivocados. Sin embargo, en el transcurso de su investigación llegó a la conclusión innegable de que el Tercer Secreto del Vaticano no era en realidad el auténtico Tercer Secreto de Fátima, es decir, los Fatimistas habían tenido razón desde el principio. Socci publicó sus hallazgos en un libro muy interesante titulado El Cuarto Secreto de Fátima (2006). El best seller, resultó tan devastador y embarazoso para el Vaticano que el cardenal Tarcisio Bertone, entonces secretario de Estado del Vaticano, se sintió obligado a responder a las afirmaciones de Socci. En 2007, Bertone publicó su respuesta, El último secreto de Fátima, y también apareció en el programa de televisión italiano “Porta a Porta” para una entrevista en la que pretendía mostrar la hoja original de papel en la que Sor Lucía grabó el Tercer Secreto. Desafortunadamente para Bertone, su defensa del texto del año 2000 empeoró las cosas para su lado y sin quererlo corroboró la afirmación de los Fatimistas de que el Vaticano todavía estaba escondiendo el verdadero secreto, como lo demostró Christopher Ferrara en su obra The Secret Still Hidden.
Y así, hasta el día de hoy, el verdadero Tercer Secreto de Fátima nunca ha sido revelado, a pesar de que Nuestra Señora quería que se revelara a más tardar en 1960. ¿Qué acontecimiento tuvo lugar “hacia 1960” que haría el secreto más claro para que se entendería mejor?
roncalli8_med-2
En 1960, el pontificado satanico de  (((Angelo Roncalli))) (1er anti-Papa Juan XXIII”) había comenzado a tomar forma, y ​​los preparativos para el conciabulo, digo concilio Vaticano II estaban en marcha (si, tal nombre era para sutilmente, borrar al primero y agregar muchas cosas dañinas). El Antipapa Juan había anunciado su intención de convocar un concilio ecuménico, el 25 de enero de 1959, sorprendiendo así al mundo. Fue este concilio el que resultó ser el “punto cero”, por así decirlo, de la extraña nueva religión modernista, el fundamento mismo sobre el cual descansan todos los cambios que hemos presenciado. La Iglesia Católica – o aquella que exteriormente parece ser la Iglesia Católica – nunca ha sido la misma desde la elección de Juan XXIII. Desde aquel fatídico día del 28 de octubre de 1958, cuando terminó el cónclave para elegir al sucesor de Pío XII, nada ha sido como antes. Lo que el mundo una vez conoció como la gloriosa Iglesia Católica bajo el Vaticano, ahora lo que vemos desde entonces es una parodia absurda de la verdadera, irrelevante e impía que, conservando algunas apariencias externas del catolicismo, ha estado promoviendo las doctrinas de la (judería) Francmasonería y poco a poco eclipsó el tradicional catolicismo romano. La falsa iglesia predicha en la Sagrada Escritura como la “operación del error” (2 Tesalonicenses 2:10) había nacido para “engañar (si es posible) a los elegidos” (Mt 24:24) como un castigo por el rechazo de la gente De o indiferencia a la verdad (2 Tesalonicenses 2:10). Las profecías bíblicas sobre el “misterio de la iniquidad” que se estaba reteniendo hasta el momento señalado (2 Tesalonicenses 2: 6-7), una vez magistralmente delineadas y expuestas por el cardenal Henry Edward Manning, comenzaban a cumplirse:
Si bien no sabemos a ciencia cierta cuál es el verdadero texto del Tercer Secreto de Fátima, parece claro que, teniendo en cuenta lo que ha sucedido desde 1958 (cuando el Papa PIO XII fallecía y la planeación futura), 1960 en adelante, debe contener una advertencia acerca de la falsa iglesia que aparecería con la elección de Juan XXIII y todos sus malvados sucesores. El Vaticano II, la “Nueva Misa”, y toda la nueva religión modernista – seguramente hemos vivido el Tercer Secreto desde entonces. Sería perfectamente lógico que, considerando la enormidad de lo que Dios Todopoderoso sabía que iba a suceder después de la muerte del Papa Pío XII, se dignaría enviar a Su Madre Santísima para dar una última advertencia a la humanidad de que si la gente no enmendaba su mala conducta, no sólo irían al infierno y serían castigados con otra guerra mundial, sino que dejarían a sus futuras generaciones el misterio de la iniquidad, la operación del error, toda una falsa iglesia que casi tendría éxito en matar a la santa Iglesia Católica y traer la ruina y la destrucción espiritual sin precedentes, sobre el mudo. No es de extrañar que nuestro Señor haya preguntado retóricamente a Sus discípulos: “Pero el Hijo del hombre, cuando vuelva, ¿hallará por ventura la fe sobre la tierra?” (Lc 18, 8).
De hecho, tendría sentido que para subrayar la importancia y urgencia de una advertencia tan terrible, Dios obrara el Milagro del Sol para despertar a la gente de su sueño. Por el contrario, es francamente frívolo sugerir que las revelaciones de Nuestra Señora en Fátima culminaran en la predicción de un fallido intento de asesinato de un anti-PAPA ¡Cuántos Papas han asesinados o muerto bajo circunstancias sospechosas a través de los siglos! ¿Por qué Dios enviará a nuestra Señora a “advertir” al mundo de esto, especialmente desde que un anti-Papa en cuestión realmente sobrevivió?! ¿Y qué significado podría tener en el 1960 para esto? No, el Vaticano simplemente secuestró a Fátima para promover y ganar simpatía por el falso pontificado de Juan Pablo II.
Durante los años siguientes a 1960, varios textos han aparecido afirmando contener el verdadero Tercer Secreto de Fátima. Por ejemplo, el Cardenal Alfredo Ottaviani (1890-1979), que de hecho leyó el Tercer Secreto, supuestamente confirmó que un texto publicado originalmente en 1963 contenía todas las frases del verdadero mensaje:
En 1994, un sacerdote francés con el nombre de Fr. Raymond Arnette (1923-2004) afirmó haber recibido una locución que reveló el texto exacto del Tercer Secreto. Según el P. Arnette, el secreto es el siguiente:

Habrá un concilio perverso planeado y preparado que cambiará el rostro de la Iglesia. Muchos perderán la Fe; La confusión reinará en todas partes. Las ovejas buscarán en vano a sus pastores.

Un cisma desgarra la santa túnica de Mi Hijo. Este será el fin de los tiempos, predicho en las Sagradas Escrituras y recordado por Mí en muchos lugares. La abominación de las abominaciones alcanzará su apogeo y traerá el castigo anunciado en La Salette. El brazo de Mi Hijo, que no podré retener más, castigará a este pobre mundo, que debe expiar sus crímenes.

Uno sólo hablará de guerras y revoluciones. Los elementos de la naturaleza serán desencadenados y causarán angustia incluso entre los mejores [los más valientes]. La Iglesia sangra por todas sus heridas. Felices los que perseverarán y buscarán refugio en Mi Corazón, porque al final Mi Corazón Inmaculado triunfará.

(Información adicional)

Por supuesto, no sabemos si este es el verdadero Tercer Secreto de Fátima, pero definitivamente suena mucho más creíble de lo que el Vaticano reveló en el año 2000. La frase “la Iglesia sangra de todas sus heridas” parece ser una precisia descripción de lo que hemos estado presenciando, y encajaría perfectamente con la idea de que la Iglesia está experimentando actualmente su propia Pasión Mística, tal como explicó el cardenal Manning. Huelga decir que todos de hecho hemos presenciado un “concilio perverso”, así como la consiguiente apostasía.

Lo interesante es que este supuesto secreto profetiza que la búsqueda de los ovejas por sus pastores será “en vano”. ¿Por qué en vano? Porque las personas que dicen ser los pastores católicos legítimos no son de hecho lo que pretenden ser. El Sedevacantismo se insinúa, subrayado por la mención de un cisma, porque los usurpadores modernistas son falsos pastores y han establecido una falsa contra-iglesia para oponerse a la Iglesia verdadera. La “abominación de las abominaciones” podría muy bien ser una referencia a la abominable falsa liturgia de Pablo VI, también conocida como la “Nueva Misa” o Novus Ordo Missae o MISA NEGRA como yo (altarcatolico) le llamo. En la Sagrada Escritura, hay profecías con respecto a la “abominación de la desolación” que se encuentra en el lugar santo, es decir, en el santuario:

Sus tropas vendrán y profanarán el Santuario de la Fortaleza; harán cesar el sacrificio perpetuo y pondrán allí la abominación de la desolación.

(Dan 11:31)

Desde el tiempo en que será quitado el sacrificio perpetuo y entronizada la abominación desoladora, pasarán mil doscientos noventa días. …

(Dan 12:11)

Surgirán numerosos falsos profetas, que arrastrarán a muchos al error; y por efecto de los excesos de la iniquidad, la caridad de los más se enfriará. Mas el que perseverare hasta el fin, ése será salvo. Y esta Buena Nueva del Reino será proclamada en el mundo entero, en testimonio a todos los pueblos. Entonces vendrá el fin. Cuando veáis, pues, la abominación de la desolación, predicha por el profeta Daniel, instalada en el lugar santo –el que lee, entiéndalo Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, y harán cosas estupendas y prodigios, hasta el punto de desviar, si fuera posible, aún a los elegidos. ¡Mirad que os lo he predicho!

(Mt 24: 11-15, 24-25)

¿La “Nueva Misa” de Pablo VI no encaja perfectamente con la etiqueta “abominación de la desolación”? Las magníficas oraciones de ofrenda de la misa católica fueron reemplazadas por una bendición de mesa judía; El Santo Sacrificio se convirtió en una feliz comida litúrgica; La “Santa Comunión” llegó a ser distribuida y tratada como palomitas de maíz. La fe de cientos de millones de católicos se arruinó.

fatima-miracle
70.000 personas son testigos del Milagro del Sol
en Fátima el 13 de octubre de 1917 
 
Curiosamente, la especulación sobre el verdadero Tercer Secreto de Fátima ha recibido últimamente una cierta renovada atención.
El sitio web semi-tradicionalista de One Peter Five compartió recientemente una anécdota de la Dra. Alice von Hildebrand sobre lo que su esposo Dietrich se le dijo acerca del Tercer Secreto en 1965. El testimonio se parece al que dio el cardenal Luigi Ciappi (1909-1996) según el cual se predice en el mensaje celestial que “la gran apostasía en la Iglesia comenzará en la cima”.
Además, el mismo sitio de Internet publicó un informe de la Dra. Maike Hickson sobre el testimonio de un cierto padre. Ingo Dollinger, a quien entonces el inválido Cardenal (((Joseph Ratzinger))) reveló que en el 2000 el Tercer Secreto completo o real aún no había sido revelado, y que realmente advierte de un “mal concilio y una Mala Misa” – algo que sería Corroboran el texto publicado por el P. Arnette en 1994:
Esta revelación acerca del testimonio de (((Ratzinger))) en realidad no es nueva. El P. Paul Kramer (hereje al que se cita el siguiente texto debajo de este párrafo), del Centro de Fátima, ya lo había mencionado en un discurso pronunciado en Glendale, California, el 24 de septiembre de 2004, que fue transcripto y publicado en Fatima Crusader, vol. 80 (Verano 2005). Kramer dijo:

Aquellos que han estudiado Fátima saben que lo que se publicó hace cinco años, el 26 de junio, no es todo el Secreto; Simplemente no lo es. La noche anterior, debo decir que la madrugada del 26 de junio, me fui a la cama; Dejé la instrucción: no importa cuán temprano sea, tan pronto como se publique ese secreto, tráigame – despiértame si tienes que hacerlo.

El Secreto me fue traído, yo lo miré, y lo primero que dije es: “¡Este no es el Secreto!” Yo no estaba solo en hacer ese juicio. Un profesor de seminario, que es un amigo cercano del Papa Juan Pablo II, y que también conoce personalmente al Cardenal Joseph Ratzinger, tiene la misma impresión – este no es el Tercer Secreto.

No puede ser.

Y así, cuando fue al Vaticano, visitó al cardenal Ratzinger y lo confrontó. Él no midió sus palabras. Él le dijo: “¡Esto es imposible! ¡No puede ser el Tercer Secreto!” E insistió en que Ratzinger le contestara sí o no. -¿Esto es todo? ¿Es esto todo o no? No puede ser; Ahora me lo dices! “Ratzinger admitió “Verdaderamente, eso no fue todo “.

El tercer secreto es sobre el Vaticano II

Este profesor es un sacerdote que conozco personalmente, y un número de personas que conozco conocen personalmente a este sacerdote. Siguió adelante para obtener una respuesta, no retrocedió. Y él preguntó: “¿Qué hay en el Secreto? Si eso no es todo, bueno, ¿qué hay? “La respuesta de Ratzinger lo deja claro. Ya no hay ningún misterio por qué lo han mantenido oculto durante tantos años. Y por qué los funcionarios del Vaticano, durante el pontificado del Papa Juan XXIII, dijeron en su comunicado de prensa que, “Puede que nunca se publique”, puede no ser liberado nunca.Ratzinger dijo que en el Tercer Secreto, Nuestra Señora advierte que habrá un mal concilio. Y advirtió en contra de los cambios: Ella advirtió contra hacer cambios en la liturgia; Cambios en la Misa. Esto se expresa explícitamente en el Tercer Secreto.

(Rev. Paul Kramer, “El inminente castigo por no cumplir con la petición de Nuestra Señora”, Fatima Crusader 80, Verano 2005)

El relato del padre Kramer sobre el testimonio de su amigo profesor, coincide más o menos con lo que el Dra. Hickson reportó en el artículo de One Peter Five. Si el profesor y el sacerdote que transmitieron lo que (((Ratzinger))) le había dicho son la misma persona, es decir, el P. Ingo Dollinger, no lo sabemos, pero es bastante probable, ya que presumiblemente el “Cardenal” (((Ratzinger))) habría derramado las habichuelas sobre el verdadero Tercer Secreto sólo a unos pocos individuos muy selectos, vea Fatima Crusader 92 aquí.

Desafortunadamente, al igual que la conferencia de Mr. Kramer en 2004, también el artículo del Dra. Hickson en One Peter Five contiene varios elementos ilusorios, porque Ratzinger (más tarde el 5to anti-Papa: Benedicto XVI) nuevamente es pintado gratuitamente como el “buen chico”, un Ilusión que sin duda es emocionalmente reconfortante y alentadora para muchos, no obstante es peligrosamente falsa.
Pensemos en esto: Si (((Ratzinger))) sabe que Nuestra Señora advirtió acerca de un mal concilio y un malvado rito de la Misa, y que ella quería que esta advertencia fuera revelada al público a más tardar en 1960, porque entonces sería más clara, él carece entonces absolutamente de excusa alguna seguir al Vaticano II y el Novus Ordo Missae! Sin embargo, (((Ratzinger))) ha sido una de las principales fuerzas teológicas y de los conductores detrás del concilio desde el principio, sirviendo en el Vaticano II como asesor teológico experto ( peritus ) al Cardenal Josef Frings.
415
Los ((( ))) o “echo o eco” que uso en cada nombre o apellido son para indicar donde hay judios en el texto, tal como el detector de judios o “coincidence detector” porque todo lo que hacen los judios para ellos es mera coincidencia pero jamás, una judiada.
El rechazo de la culpabilidad de (((Ratzinger))) por parte del Rev. Kramer, alegando que usó una “reserva mental” -como si hubiera sido moralmente permisible bajo las circunstancias- y simplemente “no puede creer que haya algún mal en el Concilio” no son particularmente convincente y un gran perjuicio a la verdad. Las excusas injustificadas e irreales no tienen cabida en la búsqueda de la verdad sobre un asunto tan importante.
Como Kramer, Hickson también reforzó una serie de fantasías que prevalecen entre los aficionados de (((Ratzinger))) : Ella dio crédito a la idea popular de que como anti-Papa, Benedicto XVI.


… intentó deshacer algunas de las injusticias que están directamente relacionadas con esta revelación de Dollinger, a saber: liberó a la Misa Tradicional de su supresión; levantó la excomunión de los obispos de la Sociedad de San Pío X (SSPX); Y por último, declaró públicamente en 2010 en Fátima: “Nos equivocaríamos al pensar que la misión profética de Fátima está completa”

(Maike Hickson, “Cardenal Ratzinger: No hemos publicado el tercer secreto de Fátima”, One Peter Five, 15 de mayo de 2016)

Éstas pueden ser ideas sostenidad comunmente, pero, como dijimos, son fantasías, y esto lo demostraremos ahora.
En primer lugar, en relación a la “liberación” de la Misa latina tradicional, un análisis minucioso del texto del decreto de Benedicto XVI revela que la intención del Antipapa fue cualquier cosa menos benevolente:
En segundo lugar, con respecto a la idea de que al rescindir las “excomuniones” contra los obispos SSPX, Benedicto intentó moverse en la dirección de la Tradición Sagrada, el siguiente artículo disipa ese error:
Y por último, la verdad sobre la misteriosa misión “misión profética” de Benedicto XVI y sus comentarios sobre Fatima en avión también serán decepcionantes para los aficionados de Ratzinger:

 

Así vemos que el verdadero Joseph Ratzinger es bastante diferente de lo que muchos imaginan. Es el mismo Ratzinger que una vez escribió: “Debemos estar en guardia contra minimizar estos movimientos [tradicionalistas]. Sin lugar a dudas, representan un fanatismo sectario que es la antítesis de la catolicidad. No podemos resistirlos demasiado firmemente “(Ratzinger, Principles of Catholic Theology [Ignacio Press, 1987], pp. 389-90).
¿Te sorprende esto? No debería. Después de todo, estamos hablando de un hombre que niega que Jesús Cristo resucitó físicamente de entre los muertos. Menor detalle.
fatima-crowd_med-1
Fátima, Portugal, el 13 de octubre de 1917
Un comentario final es necesario.
Dado que este ensayo se dedica a separar el hecho de la ficción, no podemos pasar por alto una anécdota que el Dra. Hickson relata en su artículo sobre One Peter Five. Ella escribe:

En este contexto, vale la pena mencionar que nos fue contado a mi esposo y a mí, por un sacerdote que se había reunido en privado con el Papa Benedicto XVI, que el Papa Benedicto considera al arzobispo Marcel Lefebvre como “el más grande teólogo del siglo XX”. MI marido y yo damos testimonio de haber escuchado exactamente estas palabras directamente de este sacerdote – palabras que supuestamente fueron pronunciadas por el Papa Benedicto XVI en el contexto de la propuesta del Papa de reintroducir la enseñanza de Marcel Lefebvre en la Iglesia Católica.

(Maike Hickson, “Cardenal Ratzinger: No hemos publicado el tercer secreto de Fátima”, One Peter Five , 15 de mayo de 2016)

Sea o no del 5to anti-Papa Benedicto XVI, la afirmación de que Abp. (((Marcel Lefebvre))) fue el “mayor teólogo del siglo XX” es absurdo. Esto no tiene nada que ver con si se está de acuerdo o no con la posición teológica de Lefebvre, la afirmación simplemente no puede tomarse en serio, y si Benedicto XVI realmente hizo esta afirmación, entonces era deliberadamente engañoso o estaba bromeando, hablando irónicamente.
marcel-lefebvre11 copiauntitled2 copia
(((Marcel Lefebvre))), cualesquiera que fueran sus otros méritos, simplemente no era un teólogo de nota, mucho menos el más grande del siglo pasado. Lefebvre nunca enseñó en una universidad pontificia y, hasta donde sabemos, nunca escribió una sola obra estrictamente teológica que lo hubiera distinguido particularmente de otros obispos católicos. Estamos tratando de poner las cosas objetivamente. La obra principal de Lefebvre antes del “Concilio Vaticano II” fue la de un “misionero”: fue sacerdote de los Padres del Espíritu Santo y eventualmente se convirtió en Arzobispo de Dakar, Senegal. Es lógico que sus contribuciones en el campo de la Teología Sagrada sean bastante limitadas como realmente servibles ahora que se sabe que la FSSPX es pro-judia o sionista.
Si hay un nombre que definitivamente ocuparía un lugar alto para la posición de mayor teólogo del siglo XX, sería el de Fr. Reginald Garrigou-Lagrange, OP (1877-1964). Otros candidatos serios podrían incluir al Cardenal Louis Billot, Mons. Joseph C. Fenton, P. Édouard Hugon, Fr. Santiago Ramírez, y el P. Ambroise Gardeil. Sin pretender ninguna falta de respeto, sería justo decir que el nombre de Abp. Marcel Lefebvre probablemente ni siquiera aparecía en una nota de pie de página – simplemente porque él no era un teólogo de nota sino un constructor de una casita de  cartón con un puente hacia el actual Vaticano judio.
Considere también que para Fr. Ratzinger, un modernista, ninguna de las personas que acabamos de mencionar sería considerada como grandes teólogos. Para (((Ratzinger Tauber))) [o rat-zinger o rat singer traducido como “la rata que canta”], los grandes teólogos eran los proponentes de la Nouvelle Theologie, los Neo-Modernistas – nombres como Edward Schillebeeckx, Karl Rahner, Henri de Lubac, Hans Urs von Balthasar, Yves Congar y Marie-Dominique Chenu. Junto con el propio Ratzinger, se los considera los gigantes del Concilio Vaticano II; en palabras de los modernistas Jürgen Mettepenningen, son los “herederos del modernismo y precursores del Vaticano II”.
Hablando de realidad: Es muy posible que toda la explicación a lo que ha sucedido a nuestra amada Iglesia Católica desde la muerte del Papa Pío XII en 1958 se encuentre en el Tercer Secreto de Fátima. Confiemos, pues, con amor y afecto, a nuestros seres queridos y a nosotros mismos al Corazón Inmaculado de Nuestra Señora, para que podamos ser protegidos de las calamidades justamente infligidas a este mundo, guardar la Fe y obtener del Cielo la gracia de la perseverancia final.
¡Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros!
Tomado de este texto, corregido, mejorado y aumentado para ilustrar mejor.
Anuncios
de altarcatolicoficial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s